Saltar al contenido
TODO PARA BEBÉS

Guía para comprar ropa para Bebés

Vestir a los más pequeños de la casa puede ser un reto. Si eres madre primeriza y no sabes qué material o qué características en ropa debes comprarle a tu bebé, llegaste al post indicado. Aquí te hablaremos de la mejor selección en ropa para bebés desde recién nacidos hasta mayores de un año.

Tips para comprar ropa de bebés

Si tienes un bebé recién nacido y no sabes cómo vestirlo, tranquila que te dejaremos algunos tips para comprar ropa. Continúa leyendo para saberlo todo. ¡Empecemos!

No compres mucha ropa

Sabemos que, los bebés recién nacidos no necesitan mucha ropa. Si compras una gran cantidad, es probable que, en menos de cuatro meses, lo que compraste ya no le sirva. Ten esto en cuenta: Lo mejor es que al comienzo compres ropa que le quede un poco holgada y que le sirva para diferentes situaciones.

Una característica importante es que, si compras ropa por encima de su talla, tu bebé va a tener una mayor facilidad de movimiento. Recuerda que tu bebé perderá esta ropa en muy poco tiempo, por eso no es buena idea comprarla justo en la talla. A no ser, que puedas permitirte gastar dinero en ropa. Con cinco o siete mudas de ropa, tu bebé estará de maravilla.

Ropa cómoda, segura y práctica

Si tienes una niña, es normal que quieras comprarle muchos vestidos, pero, ¿es algo práctico? Los bebés recién nacidos se ensucian muy fácilmente. Compra ropa que sea fácil de lavar y que se pueda usar en todo momento.

Si hablamos de comodidad, deben ser prendas fáciles de poner. Que no dificulten el trabajo si tu bebé está dormido. Hay mucha variedad con diversos tipos de botones. También puedes comprar bodies y petos que cuentan con un sistema de cierre.

Tipos de telas para bebés

La piel de los bebés es muy delicada. Los mejores materiales para comprar son los tejidos naturales como el algodón. No queremos que la piel del bebé se irrite y esté incómodo. Ten en cuenta que las etiquetas pueden provocar alergias. Asegúrate, por lo tanto, de remover las etiquetas antes de probarle la ropa a tu bebé.

Ropa fácil de lavar

Esto es muy importante y tenemos que hacer énfasis. Si quieres mantener a tu hijo siempre limpio, lo mejor es que la ropa que compres sea sencilla y fácil de lavar.

Lo último en moda para bebés

Como todo padre emocionado, es común que quieras vestir a tu bebé de forma cómoda, segura y a la moda. Tranquilo que tenemos lo último en moda para ti. Continúa leyendo.

Moda para niños

El azul marino y las rayas están en lo más usado. Además, hará que tu pequeñín sea el más tierno del lugar. Pero también se siguen usando los clásicos overoles o bragas, que nunca pasan de moda.

Moda para niñas

Camisas rosas y monos cómodos a juego. Son perfectos para facilitar el movimiento y resultan muy sencillos de lavar. Y al igual que con los niños, para tu niña puedes conseguir overoles con colores pastel.

Ropa para recién nacidos

Si tu bebé tiene pocos días de nacido, entonces escoger la ropa ideal será una tarea mucho más fácil. Manipular a un bebé tan delicado, puede ser un poco engorroso. Por esta razón, te recomendamos comprarle ropa de una sola pieza. Se ve bien, y además es práctica.

Y es igual de fácil cuando hablamos de colores. Si es niña, usa rosado, si es niño, azul. Pero puedes variar, claro. El blanco, por ejemplo, funciona tanto para niños, como para niñas, al igual que el verde.

Ropa para mayores de un año

En este caso seguimos recomendando la ropa de una sola pieza. No obstante, dado que es probable que tu hijo comience a dar sus primeros pasos, te recomendamos que le compres prendas largas. Es decir, pantalones que le queden por debajo de la rodilla. Así, en caso de caerse, es menos probable que se haga raspones.

Si le compras medias, verifica que estas sean anti-resbalantes. Ya en este punto, podrás jugar más con las prendas de ropa y escoger estilos más a la moda. Sin embargo, las prendas de algodón, seguirán siendo la primera opción por ofrecer comodidad a tu pequeño. ¿Qué más importante que eso?

¿Es mejor gastar más?

Probablemente se te presente esta situación: Tienes dos opciones, una es bastante más económica que la otra. Sin dudas, escogerías la opción más barata, pero antes conviene preguntarse por qué tiene ese precio.

La respuesta más obvia puede ser la marca. Pero hay otros factores en juego. Uno de los más importantes es el material. Las telas sintéticas pueden causar irritaciones y alergias, por eso ya mencionamos antes que el algodón es perfecto para los bebés.

Pero también hay otro punto: La fabricación. Pudo haberse usado los mejores materiales, pero si la fabricación no es buena, encontrarás múltiples inconvenientes. Por ejemplo, las costuras mal hechas, que pueden herir a tu bebé, o simplemente deshacerse con facilidad.

En síntesis, es mejor gastar un poquito más, siempre y cuando vaya en pro del bienestar de tu bebé. Una camisa de algodón será considerablemente mejor frente a una de nylon. Tenlo en consideración. ¿Estás listo(a) para comprar la ropa de tu bebé?